De acuerdo con las autoridades locales, el hombre se encontraba en medio de una fuerte crisis económica después de haber perdido su empleo durante la emergencia sanitaria del coronavirus, indicó el Daily Mail.

El impreso británico, de igual manera, señaló que Liu convenció a su esposa de vender al bebé para poder pagar todas la deudas que tenían, incluidas la hipoteca de la casa y las cuotas del carro.

Luego de persuadir a su pareja, el sujeto le entregó el recién nacido por 24.000 dólares (88 millones de pesos colombianos) a una mujer, identificada como Xu, la cual  llamó la atención de la policía, agrego este mismo medio.

Las autoridades judiciales, citadas por el rotativo inglés, aseguraron que la compradora fue detenida en un tren el pasado 30 de octubre, cuando se dirigía desde Sichuan a la provincia de Anhui.

Aunque en un principio afirmó que lo había adoptado, Xu finalmente admitió que pagó una gran suma de dinero por el pequeño. Además, confesó que entregó un collar y un brazalete de oro, informó el impreso británico.

El Daily Mail, por último, manifestó que Liu fue arrestado por la policía y acusado formalmente por sospecha de tráfico de niños, delito que en China da condenas de hasta 10 años de prisión.