De acuerdo con CNN, luego del ataque del elefante, los otros cazadores avisaron a la familia del hombre muerto, al cual no identificaron, en la noche de ese martes y ellos de inmediato informaron a la policía para buscar el cuerpo.

Sin embargo, la búsqueda fue difícil a pesar de que sus “compañeros” dijeron que habían arrastrado el cuerpo sin vida hasta una carretera para que fuera visto. Oficiales recorrieron a pie el gigante parque, mientras también tuvo que utilizarse un helicóptero para agilizar la búsqueda, explica el medio estadounidense.

Fue solo hasta la mañana del jueves que encontraron los restos, pues solo se encontró un cráneo y un par de pantalones. Según Glenn Phillips, gerente del parque nacional, “las pruebas encontradas sugieren que una manada de leones devoró el cuerpo”, cita el mismo medio.

Entrar al Parque Nacional Kruger ilegalmente y a pie no es prudente, conlleva muchos peligros y este incidente es evidencia de eso… Es muy triste ver a las hijas del fallecido, lamentando la pérdida de su padre, y peor aún, solo pudiendo recuperar muy poco de sus restos”, añadió Phillips.

Los otros 4 cazadores furtivos fueron arrestados el miércoles y son acusados de posesión de armas sin licencia, conspiración para la caza furtiva y de invasión del parque sin permiso. Además se les decomisaron 2 rifles y cajas de balas, finaliza CNN.