“Fue condenado en 2019 en Colombia por tráfico de drogas y desde entonces se le considera prófugo”, anunció en Twitter la Policía Federal brasileña, que lo detuvo en su casa de Duque de Caxias, un suburbio del norte de Río. 

Las autoridades no han revelado el nombre del narcotraficante, pero el sitio web de noticias G1 lo identificó como Efe Sullivan Loaiza Durango, de 36 años, recopiló AFP.

Desde su escondite en Brasil, “coordinaba la logística de compra, venta y transporte de cocaína, morfina, heroína y metanfetamina para el tráfico internacional de drogas, y recibía grandes cantidades de dinero por ello, según las autoridades estadounidenses”, explicó la Policía Federal. 

Según la agencia de noticias oficial Agencia Brasil, su condena en 2019 fue por su papel activo en el envío de drogas desde Colombia a Florida, en el sureste estadounidense. 

“Permanecerá encarcelado en Río hasta su extradición a Estados Unidos”, señaló la Policía Federal. 

Como el sospechoso estaba buscado por la Interpol, a petición de las autoridades estadounidenses, se hicieron todas las gestiones necesarias ante la Suprema Corte de Brasil, que emitió una “orden de detención con fines de extradición”.

El sujeto fue capturado en Duque de Caxias (Río de Janiero):