“Hacemos un llamado a los estadounidenses, y a todos aquellos que los apoyan, a abandonar sus planes irresponsables y a actuar exclusivamente en el marco del derecho internacional“, declaró Lavrov al inicio de la reunión en Moscú.

Estamos siendo testigos de una campaña sin precedentes de Estados Unidos para derrocar a las autoridades legítimas de Venezuela“, denunció el ministro de Relaciones Exteriores ruso.

Por su parte, Jorge Arreaza agradeció a Moscú por su apoyo al régimen chavista. “La relación entre Moscú y Caracas se ha vuelto más significativa, no sólo para nuestros dos países sino también para el mundo“, dijo a su homólogo ruso.

Por su parte, las autoridades estadounidenses han lanzado una ofensiva para aumentar la presión sobre el dictador venezolano, Nicolás Maduro, y miembros de su gabinete.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, hizo el sábado un llamado directo a los ciudadanos venezolanos a levantarse contra Maduro, declarando que “el momento de la transición es ahora”.

No más hambre, no más niños sin medicinas, no más represión. Estados Unidos se mantiene firmemente con ustedes en su lucha“, dijo Pompeo a los venezolanos, luego del fallido alzamiento militar el pasado martes.