Entre las víctimas mortales hay dos niños, precisó el Comité de Instrucción de Rusia.

El aparato había despegado con destino a la ciudad de Múrmansk, en el noroeste de Rusia, pero minutos después sus pilotos informaron a la torre de control de problemas a bordo y decidieron regresar y efectuar un aterrizaje de emergencia.

No lo consiguió en el primer intento y en el segundo el tren de aterrizaje impactó contra la pista, al igual que el morro del aparato, y se produjo el incendio“, dijo una fuente de los servicios de emergencia a Interfax.

Según la oficina de prensa del aeropuerto, el Superjet-100, que realizaba el vuelo SU-1492, había despegado con normalidad a las 18: 02 hora local y 28 minutos después se produjo el aterrizaje que concluyó con el avión en llamas.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas e impartió instrucciones de prestarles todo tipo de asistencia, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

De momento se desconoce el problema que obligó a los pilotos del Superjet-100, un avión de fabricación rusa, a regresar al aeropuerto de Sheremétievo, aunque una fuente citada por TASS indicó como la causa más probable el impacto de un rayo en la aeronave.

El accidente en Sheremetyevo obligó a cancelar o aplazar más cien vuelos en los tres aeropuertos más importantes de Moscú.