El aparato llegaba desde la base de Guantánamo, en Cuba, con 136 pasajeros y 7 tripulantes, y tuvo la fortuna de quedar en aguas poco profundas.

Todas las personas fueron evacuadas, dijeron las autoridades de Jacksonville.

Boeing informó estar procurando recoger informes del accidente del que dijo tener conocimiento.

Algunos familiares incluso se enteraron por redes del incidente, con la tranquilidad de que no hubo consecuencias que lamentar:

El vuelo desde Guantánamo traslada a personal militar y a sus familiares.