En declaraciones a periodistas, el gobernante se pronunció sobre la polémica surgida por un comentario que hizo en Facebook y por el que fue acusado de sexista y de haber insultado a la esposa del mandatario francés, y alegó que tan solo quiso pedirle al autor de la publicación original que no siguiera haciendo eso.

Jair Bolsonaro viene siendo cuestionado desde que comentó una publicación en la que uno de sus seguidores afirmó que su actual disputa verbal con Macron obedece a la “envidia” del francés por la belleza y la juventud de la esposa del brasileño.

El internauta colocó lado a lado una fotografía de Bolsonaro y de su joven esposa, 27 años menor que él, y una del gobernante francés junto a Brigitte Macron, 24 años mayor que el galo.

No lo humilles. Ja, ja, ja”, comentó Bolsonaro en la publicación.

Interrogado sobre su intención con ese comentario, el presidente brasileño dijo que tan sólo quiso pedirle al autor de la publicación que “no dijera bobadas”.

“Yo no publiqué esa foto. Alguien la publicó y yo le pedí que no dijera bobadas. No quiero llevar (su discusión con Macron) hacia ese lado. No me meto en asuntos personales, familiares. Respeto a las personas para no entrar en esa esfera“, afirmó Bolsonaro en declaraciones a periodistas frente al Palacio presidencial de la Alvorada.

Ante la insistencia de los periodistas en el asunto, el gobernante amenazó con interrumpir la entrevista.

“Mi comentario era para que (su seguidor) no insistiera en ese tipo de publicaciones. Pero me despido. El periodismo… ustedes no merecen consideración“, dijo al interrumpir la entrevista.

En una entrevista que concedió el lunes tras la Cumbre del G7 en Biarritz, Francia, Macron afirmó que el comentario de Bolsonaro había sido “totalmente irrespetuoso”.

Bolsonaro ha hecho “declaraciones extraordinariamente irrespetuosas sobre mi mujer. ¿Qué puedo decir? Es triste. Es triste, pero sobre todo es triste para él y para los brasileños“, afirmó Macron.

Creo que los brasileños, que son un gran pueblo, tienen un poco de vergüenza de ver ese comportamiento y que esperan que cuando uno es presidente se comporte bien con los otros. Como tengo mucha amistad y respeto por los brasileños, espero que tengan pronto un presidente que esté a la altura”, añadió el mandatario galo.

La disputa verbal entre los dos mandatarios comenzó por el significativo aumento de los incendios forestales que destruyen parte de la Amazonia este año, que Macron atribuyó a las cuestionadas políticas ambientales de Bolsonaro.

El jueves, el brasileño dijo que Macron buscaba provecho político personal con su decisión de pedir que la Cumbre del G7 aborde con urgencia la “crisis internacional” provocada por los incendios y calificó la actitud francesa como un reflejo de “una mentalidad colonial que ya no tiene lugar en el siglo XXI”.

El viernes, en respuesta, Macron amenazó con no apoyar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur en caso de que Brasil no cumpla con sus compromisos ambientales, entre los cuales detener la deforestación de la Amazonia.