A meses de llegar al mundo, Dom se contagió con el virus que tiene en crisis al mundo entero, aparentemente por la visita a casa de un familiar.

Según contaron a la BBC sus papás, Andrade y Viviane Monteiro, el pequeño comenzó con dificultad para respirar y, luego de que una doctora les pidiera hacer un video para revisar el caso, fue trasladado a un hospital en Río de Janeiro.

Dom dio positivo a coronavirus, aunque en un principio el diagnóstico fue de un infección bacteriana. 

Luego de 54 días internado, 32 de ellos en coma inducido y conectado a un ventilador, el bebé fue dado de alta y regresó a casa para terminar su recuperación y poder celebrar el próximo 12 de junio sus primeros, y muy peleados, seis meses de vida.

Los padres del pequeño califican la historia como “un milagro”, pues de acuerdo con el medio británico, en Brasil se han registrado ya por lo menos 25 muertes de bebés de hasta 12 meses.