Esa entidad sanitaria recomienda no dar besos durante las relaciones sexuales, pero lo más llamativo, según el portal español 20 Minutos, es que la sugerencia oficial es tener sexo en espacios abiertos para aquellos que no lo tengan con la pareja con la que conviven, o si la persona es soltera.

“Hay menos riesgo si las relaciones sexuales se mantienen en espacios grandes, abiertos, y bien ventilados”, reza un comunicado de la entidad sanitaria citado por el medio.

En contraste, el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital Vall d’Hebron, Benito Almirante, advierte en entrevista con el medio ibérico que de puertas para adentro la idea es que haya amor, besos y relaciones íntimas porque “no tener afectividad podría hacernos salir de esta crisis con más daños”.

Adicionalmente, el ‘sexting’ (intercambio de contenido erótico entre personas a través de sus teléfonos móviles), la masturbación personal, las videoconferencias eróticas y consumir contenido pornográfico son otras de las alternativas que sugieren las autoridades de salud de la ciudad española para “evitar el sexo con personas no convivientes”, señala el portal Metrópoli Abierta.

Otro de los apartes de las recomendaciones, destacado por Nius Diario, dice que si la pareja sexual no convive, la sugerencia es “preguntarle si ha recibido un diagnóstico positivo de COVID-19 o si tiene o ha tenido síntomas las dos últimas semanas”.

Las recomendaciones también apuntan a que es importante “pedir y tener los datos de contacto” de la persona con la que se tienen relaciones sexuales con el fin de permitir el rastreo, de presentarse un caso de contagio por coronavirus.

Anteriormente, algunos especialistas recomendaban el uso del tapabocas para aquellas personas que sostenían sexo casual o con personas que no conviven en la misma vivienda, lo que en su momento fue criticado por su impracticidad.