La mujer, cuya identidad no fue revelada, sufrió fracturas de costillas y una hemorragia interna debido al “extraño accidente”, como lo calificó el operador turístico con el que ella estaba de excursión, informó Gold Coast Bulletin.

Este diario agregó que la víctima, de 29 años, se encuentra hospitalizada en una condición “grave, pero estable”.

Al parecer, según Matt Winter, vocero de Ningaloo Whaleshark Swim (el operador turístico), la mujer fue aplastada por una ballena y su cría; esta nació el año pasado y ya tiene un tamaño bastante grande, recogió el mismo medio.

Citando a Winter, el periódico señaló que el accidente ocurrió por un posible comportamiento sobreprotector de la ballena madre con su cría:

“Se pudo haber asustado con otras ballenas en el área, simplemente no lo sabemos”.

WAtoday reportó que las autoridades ya están investigando lo sucedido para esclarecer los hechos. Asimismo, sugirió que tal vez hubo negligencia por parte de Ningaloo Whaleshark Swim, pues la mujer y otros turistas nadaban muy cerca de las ballenas, y la reglamentación dice que las personas deben permanecer a por lo menos 30 metros de distancia de esos animales.