Cox, quien es actriz y locutora de radio, viajó hace algunos meses a Cuba por motivos académicos, y pretendía regresar a Chile a finales de marzo, haciendo una escala en Panamá. Sin embargo, cuando intentó irse del país centroamericano, este cerró sus fronteras aéreas.

Debido a esto, la activista, junto con otros 290 ciudadanos australes, le pidió al gobierno del presidente Sebastián Piñera que los ayude a salir de la isla para que puedan volver a su país lo más pronto posible.

“La embajada no nos ha dado ninguna solución. Exigimos un avión de regreso, para que nos devuelva a Chile. Estamos en un hotel lleno de plagas”, manifestó mediante un video Cox; que además señaló que no puede usar sus tarjetas de crédito debido al embargo que hay por parte de Estados Unidos a Cuba.

El canciller del país austral, entre tanto, sostuvo que “no aceptará que las aerolíneas dejen botados a los chilenos en el extranjero” y puntualizó que están negociando con algunas de ellas para repatriar a los connacionales lo más pronto posible.

A pesar de la dura situación que está viendo en Cuba, el pedido de Carolina Cox generó polémica en Chile, ya que esta fue una de las activistas que más apoyó las protestas –que se llevaron a cabo el año pasado- en contra del gobierno de Piñera.

Por el momento, la situación que más preocupa al ministerio de Relaciones Exteriores chileno es la de los compatriotas que se encuentran en Asia y Oceanía, a quienes se les están gestionando visados humanitarios para poder ser trasladados hasta Sydney, donde Latam tiene abierta una ruta con destino al país suramericano.