“Tenemos a 34 empleados de mantenimiento” que están “bajo tierra desde ayer (martes) por la tarde”, indicó un portavoz de Nutrien, anteriormente Potash Corp., el mayor productor de potasa del mundo.

El incidente tuvo lugar en la mina Cory, ubicada al suroeste de Saskatoon -provincia de Saskatchewan, en el centro de Canadá- en un cambio de turno durante las operaciones de “mantenimiento de verano” en el fondo de la mina, un kilómetro bajo tierra, señaló.

“El montacargas de servicio dejó de funcionar” y “solo hay que ponerlo en funcionamiento de forma segura”, continuó el portavoz de la compañía minera.

“Nuestros equipos están haciendo lo necesario para que estos trabajadores vuelvan a la superficie lo más rápido posible”, agregó.