Había finalizado la entrega de medallas del rugby femenino (oro para Australia, plata para Nueva Zelanda y bronce para Canadá), pero las emociones continuaban en el estadio de Deodoro. Aún estaban las jugadoras en el gramado cuando la gerente de servicios del estadio y voluntaria de los juegos, Marjorie Enya, tomó el micrófono y le pidió matrimonio a Isadora Cerullo, escuchando el ‘sí’ a su propuesta minutos después, relata O Globo.

Enya, de 28 años, contó a BBC Sport que tan pronto supo que ‘Izzy’ había sido convocada a la selección olímpica, pensó en hacer “especial” ese momento.

Sé que la gente del rugby es maravillosa y (sabía) que ellos me apoyarían”.

Rodeadas por voluntarios, deportistas y algunos medios de comunicación, la atleta de 25 años y su novia celebraron con un beso en el gramado de Deodoro.

La pareja vive en Sao Paulo y completa dos años de noviazgo, agrega el medio británico.

[Fotos: Alexander Hassenstein/Getty Images]