El príncipe Harry y su esposa mostraron este miércoles a través de la redes sociales de ‘Save the Childen’ un video de su hijo que forma parte de una campaña para recaudar fondos para los niños más vulnerables como consecuencia de esta situación provocada por la COVID-19.

Y, en lugar de fotos oficiales, publicaron una grabación en la que Meghan Markle lee a su hijo el cuento ‘Duck Rabbit!’ (¡Pato Conejo!) sentada en un sillón blanco, con el pequeño en su regazo.

Lejos del protocolo al que se vio obligada desde que se casara con Harry de Inglaterra, la duquesa de Sussex prefirió para esta ocasión la comodidad y sencillez tanto para ella como para su bebé.

Vestida con una camisa vaquera con las mangas remangadas, pantalones cortos, el pelo recogido en una coleta informal y sin apenas maquillaje, se mostró sonriente y relajada junto a Archie, que lucía un ‘body’ blanco.

La sorpresa llega al final, cuando el pequeño balbucea su primera palabras y se escucha a Harry y Meghan, gritar “¡Bravo, bravo!” con la emoción que caracteriza a unos padres primerizos.

View this post on Instagram

"Duck! Rabbit!" with Meghan, The Duchess of Sussex (and Harry, The Duke of Sussex behind the camera), read to their son Archie for his 1st birthday. Happy Birthday, Archie! . Thank you #DuchessMeghan for helping us to raise urgent funds for our coronavirus appeal by reading "Duck! Rabbit" by @akrfoundation, illustrated by @tlichtenheld (published by @chroniclekidsbooks). . As the world grapples with the coronavirus pandemic, children’s lives are being turned upside down. By donating to Save with Stories, you can support the most vulnerable families in the UK and around the world by helping to provide early learning packs, supermarket vouchers, essential household items and virus protection. . Please donate today by visiting our website. Link in bio. . Or you can text STORIES to 70008 to give a one-off donation of £5. . Together, we can help families get through this. . You can only donate via text from a UK mobile. You’ll be billed £5 plus standard rate text message. We receive 100% of your donation. By texting STORIES you agree to calls about fundraising appeals, campaigns, events and other ways to support. Include NO PHONE to opt out of calls. Queries? 02070126400. Read our Privacy Policy savethechildren.org.uk/privacy The Save the Children Fund is a charity registered in England and Wales (213890) and Scotland (SC039570) . #SaveWithStoriesUK #SaveWithStories #GrowingThroughThis

A post shared by Save The Children UK (@savechildrenuk) on

El primogénito de los duques de Sussex celebra así su primer año de vida alejado de la cuna de los Windsor, doce meses en los que ha habido grandes transformaciones a raíz de la decisión de sus padres de dejar de ser miembros ‘senior’ de la Familia Real británica.

Archie, el cuarto nieto del heredero Carlos de Inglaterra y octavo bisnieto de Isabel II, celebra este primer año de vida confinado en la cálida California, destino elegido por sus padres tras su decisión de ser independientes económicamente.

Desde el 1 de abril, este joven matrimonio y su hijo comenzaron a escribir una nueva hoja en el libro de su vida en Los Ángeles y han creado la organización benéfica Archewell, un nombre con un guiño a su primogénito que hoy, como no podía ser de otra manera, ha recibido la felicitaciones de su familia paterna.

El príncipe Carlos, su abuelo, lo felicitó vía Instagram con una imagen realizada en blanco y negro, del día de su bautizo y un texto que dice: “Un feliz cumpleaños para Archie, que hoy cumple un año”.

Los duques de Cambridge lo hicieron con las siguientes palabras: “¡Deseamos a Archie un primer cumpleaños muy feliz!”, un mensaje acompañado de una foto de familia también de su bautizo en julio de 2019.

Y su bisabuela Isabel II también se sumó a las felicitaciones: “¡Feliz cumpleaños a Archie Mountbatten- Windsor que hoy celebra su primer cumpleaños!”.

El pequeño nació en la más absoluta privacidad, alejado del foco mediático, no hubo fotografía a la salida del hospital como era costumbre en los miembros de alto rango de la familia, una decisión que supuso un antes y un después en la relación del príncipe Harry y su esposa Meghan con los medios de comunicación británicos.

Con tan solo dos días, Archie Harrison Mountbatten-Windsor conoció a su bisabuela, la reina Isabel II en el castillo de Windsor.

Nadie se esperaba entonces el huracán ‘Megxit’, una decisión que dio un vuelco en la vida de este pequeño, quien en menos de seis meses ha cambiado tres veces de residencia en distintos países: Reino Unido, Canadá y, desde que estallara la pandemia del coronavirus, en Estados Unidos.

En este año, pocas han sido las apariciones públicas del pequeño Archie: su presentación en el castillo de Windsor, su bautizo íntimo y secreto y su aparición en el viaje oficial que sus padres hicieron el pasado otoño por África en una reunión con el Premio de la Paz, Desmond Tutu.

Tras su gira por el continente africano, los duques de Sussex decidieron tomarse un tiempo de reflexión en Vancouver, lugar escogido desde el que mostraron una imagen más de su hijo cuando tenía siete meses, hasta que el príncipe Harry y su mujer decidieron ser económicamente independientes y liderar sus propias obras solidarias, lejos del palacio de Buckingham.