El director de la institución en la que estudiaba Valentina también cumplía la función de manejar la ruta que llevaba a los niños a sus casas; en medio de estos trayectos, el hombre la acomodaba en medio de las sillas de la parte de adelante y se aprovechaba de ella.

Cada vez que hacía un cambio me tocaba la entrepierna bien adentro. Llegó a introducir sus dedos dentro de mí y hasta metía su lengua en mi boca“, explicó la también locutora en parte del escrito, que fue leído por Ariel Osorio, en el programa ‘Lo sé todo’.

El medio también mencionó que esta no fue la única vez en la que Lizcano se sintió violentada, pues a los 11 años un exnovio de su mamá la besó a la fuerza, esto, mientras ella lo acompañaba al carro porque iba a entregarle algo.

Cuando su madre se enteró de lo ocurrido, “ella lo mandó a la mierda”; pese a estas situaciones, la artista no realizó ningún tipo de denuncia, puesto que “en esta época no era algo común”.