La polémica se dio porque en mitad de su concierto, el artista aseguró que sabía “que muchos de ustedes pensaron que cuando estaba en grado 9 yo me iba a morir de beber, pero aquí sigo, bebiendo como un hijueputa, fumando marihuana como un hijueputa”.

Enseguida, alentó a la multitud a seguirle el juego, y preguntó: “¿Dónde está la gente que bebe y le dice a su mujer que va a cambiar?”, para luego terminar respondiendo él mismo al interrogante: “Embuste son, vamos a seguir bebiendo”.

Esa forma de hablar al público no le pareció bien a la diputada Marilúz Zuluaga, de la Asamblea del Valle del Cauca, quien, según reporta W Radio, “solicitó a la administración local tomar medidas de protección urgentes para garantizar la integridad de los niños y jóvenes que asisten a este tipo de eventos”, además de pedir que se vete a Luigi 21 Plus en la ciudad.

Algo similar expresó la gobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, quien, incluso, “hizo un llamado a la Cancillería colombiana para que declare al artista persona no grata en el país”, informó la emisora.

Las manifestaciones en contra del reguetonero tuvieron eco, pues el alcalde de Cali, Mauricie Armitage, aseguró que su administración, efectivamente, le “cerrará las puertas al artista”, mientras que Andrés Villamizar, Secretario de Seguridad y Justicia de Cali, anunció medidas para evitar que se presenten este tipo de situaciones:

Consciente de las críticas que generó, Luigi escribió un mensaje al respecto en su cuenta de Instagram: