The New York times citó un comunicado emitido por la pareja, establecida junto a su hijo Archie en California (Estados Unidos.); según el documento, pretenden hacer “énfasis en la creación de un contenido que informe” y que  “dé esperanza”, pues al ser “nuevos padres” quieren que la programación familiar de medios sea más inspiradora y de calidad.

“Estamos increíblemente orgullosos de que hayan elegido Netflix como casa creativa y emocionados de contar historias junto a ellos, (para) que puedan ayudar a crear resiliencia y aumentar el entendimiento de las audiencias de todo el mundo”, dijo sobre el acuerdo Ted Sarandos, jefe de contenido y coejecutivo de la plataforma’.

A través de su productora, que todavía no tiene nombre, los duques de Sussex crearán productos para niños de manera exclusiva durante “varios años”, esto, de la mano con el gigante del ‘streaming, que tiene unos 193 millones de suscriptores a nivel global.

“Estamos agradecidos de trabajar con Ted y el equipo de Netflix, cuyo alcance sin precedentes nos ayudará a compartir contenido de impacto que desate la acción“, agregó la pareja, que renunció a la realeza en a principios de año.

El príncipe Harry, de 35 años, y Meghan Markle, de 39, habían estado en conversaciones en los últimos meses con otras plataformas de contenidos como Disney y Apple, o la red televisiva NBC Universal, de acuerdo a medios locales.

La semana pasada, Netflix lanzó ‘Rising Phoenix’, un documental sobre los Juegos Paralímpicos en el que aparece el príncipe, que fundó los Juegos Invictus para veteranos militares con discapacidades o lesiones.

Por su parte, Markle, que fue actriz en la serie ‘Suits’ y ha descartado volver a la actuación, fue recientemente narradora de ‘Elephants’, documental con fines benéficos de Disney Plus.

La pareja, desvinculada de la vida monárquica, vive en California desde la primavera tras haber residido brevemente en Canadá, y el pasado mes compró una mansión en el exclusivo barrio de Montecito, en Santa Bárbara (EE.UU.), una ciudad costera situada a unos 150 kilómetros al noroeste de Los Ángeles.