Este martes, Variety reveló que la ceremonia de los premios Óscar del próximo año podría posponerse debido a la interrupción de actividades causada por el coronavirus en Hollywood.

La noche más grande de la industria del cine está programada originalmente para el 28 de febrero próximo, pero con las salas cerradas, los éxitos de taquilla retrasados y las producciones detenidas, la Academia ya se ha visto obligada a realizar cambios significativos en las reglas.

Una de varias fuentes anónimas dijo a Variety que ahora era “probable” que la ceremonia misma se pospusiera, aunque todavía no se han presentado propuestas formales, discusiones detalladas sobre la reprogramación del evento, o posibles nuevas fechas, según el informe de la revista.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de AFP, aunque el mes pasado había dicho que “la transmisión por televisión de los 93o Oscars está programada para emitirse el domingo 28 de febrero de 2021 por (la cadena) ABC”, y que “cualquier información actualizada sobre el programa se compartirá más adelante”.

Actualmente, las películas debían lanzarse antes del 31 de diciembre para ser consideradas para los Oscar del año siguiente, que generalmente tienen lugar en febrero o marzo.

El mes pasado, la Academia, vista como el cuerpo principal de la industria cinematográfica de Hollywood, suavizó las reglas de elegibilidad, permitiendo que este año las películas no necesariamente tengan que haberse expuesto en la gran pantalla para poder competir por los Oscar. El organismo también advirtió que “pueden ser necesarios ajustes adicionales a las reglas de la Academia, en cuanto a los requisitos de elegibilidad y la programación”.

Los Oscar son el gran final de una temporada de premios para obras cinematográficas, la cual comienza en serio con los Globos de Oro a principios de enero.