“Estoy en casa y me siento bien. Afortunadamente desde el primer síntoma estaba, como siempre, bajo supervisión médica, dada mi edad y mis comorbilidades, por lo tanto la infección COVID-19 se sospechó de inmediato y esto me ayudó mucho”, informó Domingo en un comunicado publicado en su página oficial de Facebook.

El laureado tenor dijo que continúa con la terapia y el descanso en su casa del famoso puerto de Acapulco.

El artista había señalado el 22 de marzo en redes sociales que dio positivo a COVID-19, pero que él y su familia se encontraban aislados siguiendo las indicaciones médicas.

“En este momento, mis pensamientos están con quienes sufren y con todos aquellos que luchan generosamente por salvar vidas. Agradezco a todos vuestro cariño y una vez más les recomiendo a todos que se queden en casa”, expresó Domingo en su mensaje.

El tenor, de 79 años, se encuentra inmerso desde agosto en un escándalo después de que una veintena de mujeres lo acusaran de manosearlas, besarlas a la fuerza o chantajearlas, en incidentes que en algunos casos se remontan a hace 30 años.