El español, compartió la grabación en su canal de YouTube; allí mostró desde el momento en el que fue a la farmacia para comprar el test, hasta que llegó a su casa para usarlo. La prueba tiene un 99,9 % de fiabilidad y le costó casi 36 euros, más o menos 130.000 pesos colombianos.

Luego de seguir las instrucciones para armar el test, que es similar a una prueba de embarazo casera (una raya para negativo y dos para positivo), el actor pinchó su dedo con una aguja, la sangre que salió la introdujo en una jeringa y esperó un tiempo considerable para ver el resultado.

Durante su espera, Nacho no paró la grabación ni un solo momento y tampoco dejó de mostrar el test, pero si se dedicó a dejar claro que hizo esto público porque quería liberar a su familia, amigos, negocio y todos los que se vieron afectados con los rumores.

Tiempo después, en la prueba apareció solo una raya, lo que significa que Vidal no es portador de VIH. Con lo anterior, recordó a todos los que denunciaron su supuesto contagio y aseguró que ya entabló acciones legales contra cada uno de ellos, y que hará todo lo posible para que cada uno pague por lo que hizo.

Esta es la grabación: