Daniels experimentó gran éxito comercial con la canción ‘The Devil Went Down to Georgia’ y cuenta con espacios dedicados en el Salón de la Fama del Country y el teatro Grand Ole Opry, un espacio emblemático para este género musical.

Según su representante, el músico murió en el hospital tras sufrir un derrame cerebral, después de sobrevivir a otro en 2010.

Daniels comenzó su carrera como músico de estudio y llegó a tocar junto a artistas como Leonard Cohen y Bob Dylan, con este último en su disco ‘Nashville Skyline’ de 1969.

Posteriormente inició una carrera en solitario con temas como ‘Long Haired Country Boy’ y ‘Uneasy Rider’ que contenían temáticas peculiares para el mundo del country -la celebración del consumo de marihuana- y críticas al conservadurismo del sur de Estados Unidos.

En 1979 llegó a lo más alto en las listas de éxitos del país con el tema ‘The Devil Went Down to Georgia’, por el que ganó un Grammy a la mejor actuación de country.

Además, la canción fue votada como el sencillo del año por la Asociación de Músicos de Country.

Con su banda giró por todo el mundo y tocó en lugares como la Casa Blanca y eventos de la talla de la Super Bowl, recordaron publicaciones musicales.

“He mantenido a personas empleadas durante más de 20 años y nunca me perdí una nómina “, dijo Daniels en 1998.