“Queridos amig@s … os comunico que mi madre Lucía Bosé acaba de fallecer. Ya está en el mejor de los sitios. #MB”, escribió Bosé en dicha red social.

Según El País, de España, fuentes le confirmaron que “estaba delicada de salud” y habría fallecido a causa de una neumonía, al parecer, una enfermedad recurrente en ella y en algunos miembros de su familia.

No obstante, medios como El Mundo, El Comercio, Europapress, aseguraron que la actriz italiana, que trabajó con directores de cine como Antonioni y Fellini, habría fallecido por coronavirus, enfermedad que ha cobrado la vida de más de 2.182 personas y 33.000 contagiados, en España.

Uno de los primeros en reaccionar, también en Twitter, fue Alejandro Sanz. “Maestra en el arte de ser tú misma. Descansa en paz mi querida Lucía Bosé”, escribió el cantante español.

La actriz se fue alejando de las pantallas en los años ochenta y se centró en la pintura y en su faceta espiritual. Llegó a abrir un museo dedicado a los ángeles y se trasladó a vivir a la pequeña localidad segoviana de Brieva.

Su última aparición pública, con el característico pelo azul de sus últimos años, fue el 15 de marzo en la final de ‘Prodigios’, el programa de TVE presentado por su gran amigo Boris Izaguirre.