La periodista aseguró que pensaba que “solo las mujeres se limaban las uñas en el carro”, pero después de pedir un taxi y subirse en él, se dio cuenta que el conductor se estaba limando las uñas, al parecer, cuando esperaban el cambio en los semáforos.

Entre tanto, manifestó que en ese momento tuvo que bajar la ventana del carro para que el “polvillo” que salía de las uñas del taxista, no le cayera encima.

“Estoy tratando de ver la marca de la lima porque se ve que es como buena”, expresó la presentadora, y agregó que el conductor era consciente del polvo que emanaba de su limada y por ello limpiaba el volante.

A raíz de esta historias, un seguidor le dijo a Mónica que el comentario que hizo era “sexista”, pues él es hombre y también se lima las uñas si su trabajo le exige buena presentación.

Sin embargo, una seguidora defendió a la periodista y aseveró que uno se debe limar las uñas en la casa o en la peluquería “pero no con una pasajero o al lado de un cliente”.

A continuación, algunos mensajes de sus seguidores ante la curiosa anécdota: