De acuerdo con la artista, la cicatriz la atormentó por mucho tiempo porque no se veía bien y no se podía poner un vestido de baño de 2 piezas.  

Maía comentó que con el tiempo aprendió a aceptarla y ahora tiene toda una rutina de belleza para mejorar su cuerpo. 

Entre sus trucos están aplicarse sueros revitalizantes, antioxidantes especiales y para el sobrepeso, tener mesoterapias. 

Según con la cantante, le tiene “pavor” ir al cirujano plástico y nunca modificaría su cuerpo por vanidad. 

“No le tengo miedo a la vejez porque ir en contra del tiempo hace que nos envejezcamos más”, comentó la cantante al programa.

A continuación, el video en el que la artista muestra su secreto más oculto: