Arrieta contó que la influenciadora interpuso nuevamente el recurso en otro juzgado, basado en las mismas razones pero con otras palabras, “porque el juez no falló a su favor, no impugnó la tutela sino que puso otra; por exactamente lo mismo, cuando el juez anterior le dijo que no podía y que era un delito”.

El también ‘influencer’, indignado, expresó que se siente mal porque sabe que hay personas que usan esta garantía constitucional para lograr medicamentos, tratamientos o cirugías:

“Vieja ridícula y payasa, esto no tiene sentido, no tiene razón de ser. Hay personas que están tratando de usar el recurso de la tutela, inclusive desde una cama moribundos, buscando ayuda del Estado y esta gente congestionándolo, me parece poco humano y poco empático”.

Finalmente, Arrieta termina su ‘story’ con el sentido del humor que lo caracteriza: “Como dijo el filósofo Daddy Yankee, al gran caballo grandes espuelas, no le tengo miedo a los grandes problemas”.

Este altercado comenzó cuando en redes sociales, seguidores de Luisa empezaron a quejarse porque lo productos que promocionaba eran una estafa y nunca llegaban a los compradores; Nicolás, quien se encargó de viralizar las denuncias hechas ante la Fiscalía y la Cámara de Comercio, fue entutelado por la paisa por calumnia y daño a su buena imagen.

El martes 25 de febrero el joven publicó un video en YouTube, donde contaba que el juez había fallado a su favor.