“Después de lo que serán 14 años, 20 temporadas, cientos de episodios y varios programas derivados, hemos decidido como familia poner fin a este viaje tan especial“, anunció la familia Kardashian Jenner en un comunicado conjunto que compartieron en sus redes sociales.

El documento, que entristeció a millones de fanáticos, contiene las firmas de Kris Jenner, Kourtney Kardashian, Kim Kardashian West, Khloé Kardashian, Rob Kardashian, Kendall Jenner, Kylie Jenner y Scott Disick.

“Estamos más que agradecidos con todos ustedes, que nos han observado durante todos estos años, a través de los buenos tiempos, los malos tiempos, la felicidad, las lágrimas y las muchas relaciones e hijos que hemos tenido“, añadieron con evidente sentimiento.

Por su parte, Kim Kardashian comentó en Instagram que la decisión fue “difícil” y adelantó a los más de 188 millones de seguidores que tiene en la plataforma que la última entrega del ‘reality show’ se estrenará a principios de 2021.

“Este programa nos hizo quienes somos y estaré siempre en deuda con todos los que jugaron un papel en la configuración de nuestras carreras y cambiaron nuestras vidas para siempre”, afirmó la esposa del rapero Kanye West.

Esta es la publicación de Kim, que ya cuenta con más de 3 millones de ‘likes’ y cientos de mensajes en los que sus fanáticos lamentaron el fin de la historia, para la que su familia abrió las puertas de sus casas:

View this post on Instagram

To our amazing fans – It is with heavy hearts that we’ve made the difficult decision as a family to say goodbye to Keeping Up with the Kardashians. After what will be 14 years, 20 seasons, hundreds of episodes and numerous spin-off shows, we are beyond grateful to all of you who’ve watched us for all of these years – through the good times, the bad times, the happiness, the tears, and the many relationships and children. We’ll forever cherish the wonderful memories and countless people we’ve met along the way. Thank you to the thousands of individuals and businesses that have been a part of this experience and, most importantly, a very special thank you to Ryan Seacrest for believing in us, E! for being our partner, and our production team at Bunim/Murray, who’ve spent countless hours documenting our lives. Our last season will air early next year in 2021. Without Keeping Up with The Kardashians, I wouldn’t be where I am today. I am so incredibly grateful to everyone who has watched and supported me and my family these past 14 incredible years. This show made us who we are and I will be forever in debt to everyone who played a role in shaping our careers and changing our lives forever. With Love and Gratitude, Kim

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

‘Keeping Up With the Kardashians’, que fue estrenado en 2007, convirtió a la familia Kardashian Jenner en una sensación a nivel internacional; el programa revolucionó el panorama televisivo y se emitió por todo el mundo mostrando las intimidades y el día a día cada uno de los integrantes.

Además del éxito del programa, por cuyos últimos tres años la cadena E! pagó más de 100 millones de dólares, el formato ha dado paso a una lucrativa saga de negocios bajo la marca de la familia.

A la luz del formato se lanzaron colecciones de moda, líneas de maquillaje, videojuegos y aplicaciones móviles, además de un rentable seguimiento de las andanzas de sus protagonistas en medios de comunicación de todo tipo.

La impulsora del formato y ‘momager’, Kris Jenner, se dio a conocer en el mundo del espectáculo después de contraer matrimonio con Robert Kardashian, el popular abogado de O.J. Simpson, y posteriormente casarse con Caitlyn Jenner, cuando era conocida como el atleta olímpico Bruce, antes de hacer público su cambio de género.

Pero el programa elevó la fama de Jenner y sus hijas de ambos matrimonios a niveles nunca vistos en la farándula internacional, aupadas por el auge de las redes sociales.

Cabe mencionar que la noticia la veían venir algunos de los fanáticos de la familia, pues la salida de Kourtney dejó un gran vacío en la producción y provocó un sinsabor entre sus hermanas y madre.

La renuncia de la mayor de las Kardashian se habría dado después de que ella y Kim protagonizaran una pelea (a puños), situación que fue mal vista por los televidentes y que puso a pensar a la primera sobre la imagen que quiere proyectar a sus hijos.