Luego de que Juanes interpretara en tarima algunas de sus canciones más famosas, y de que conmoviera al público, se acercó al escenario el icónico baterista Lars Ulrich para entregarle la condecoración, aparición que dejó totalmente sorprendido al colombiano.

“Tuve el placer de conocer a Juanes mientras estaba en México. […] Siempre admiré su creatividad. Me proclamo ‘fan’ de Juanes; mi hermano, mi amigo, mi parcero, venimos a reconocerte como personalidad del año. Damas y caballeros, Juanes“, detalló el artista estadounidense.

Con todo y la impresión que le provocó el momento, el paisa dijo, nervioso y con lágrimas en sus ojos:

Quiero agradecer a la Academia por esta oportunidad y este privilegio. Gracias a todos los que hicieron una prueba de amor con mi música“, detalló el cantante, quien también aprovechó para mencionar a sus amigos más cercanos, su disquera, a su familia, sus mánagers y hasta a Fernán Martínez, quien lo representó en el pasado.

“A todos los que han hecho esto posible estos años, gracias”, concluyó con emoción.