Durante su conversación con Vicky Dávila y su equipo, en donde también habló de cómo fue su adolescencia en un colegio católico masculino, Espinosa aseguró que “Muchas veces, el último en enterarse [de su orientación sexual] es uno mismo” y luego abordó el tema “supercontroversial” de si se nace o se hace gay en el camino.

“Muchas veces, cuando yo analizo mi comportamiento […] soy de los que cree que uno nace, no se hace. Yo creo que en mí, siempre, desde la intimidad más grande, desde pequeño, cuando yo veía las Barbies de mi hermana, pensaba: ‘ese plan me suena divertidísimo’. Quería jugar con la Barbie. Es un tema donde uno se identifica, con ciertas cosas”, le dijo a la emisora.

Al interés por las Barbies se sumó luego el no tener el mismo entusiasmo que sus compañeros de colegio por las revistas porno o las mujeres de su edad durante el despertar sexual propio de los jóvenes. Finalmente, Juan Pablo se reconoció como homosexual cuando se fue a vivir a Boston, Estados Unidos, a estudiar actuación, a los 18 años. 

El protagonista de la recordada novela ‘El secretario’, que recibió decenas de mensajes de apoyo desde que confesó su homosexualidad en redes sociales, aseveró que, desde su experiencia, “esta vida es un espectro gigante de posibilidades, de matices, de colores, de grises”, contrario a lo que se impone socialmente: “Muchos papás viven en un mundo donde este es el color para el niño, este es el color para la niña, este es el juguete para el niño, este es el color para la niña”.

Las declaraciones de Juan Pablo Espinosa se pueden escuchar en el siguiente Facebook Live de La W (la parte en que hable sobre nacer o hacerse está a partir del minuto 30:45).