Phoenix competía con Adam Driver, que también era favorito por Historia de un matrimonio, así como con Antonio Banderas (Dolor y gloria), Christian Bale (Contra lo imposible) y Jonathan Pryce (Los dos papas).

En su discurso de agradecimiento, el actor de 45 años dijo que en realidad se sentía como un estudiante de actuación al lado de otros grandes actores, nominados igual que él, a la gala que abre la temporada de premios a lo mejor del cine de Hollywood.

“No puedo creer el excelente trabajo que ustedes ha hecho este año y me siento honrado de haber ser incluido en este grupo; unos me intimidan, aunque tenemos el mismo agente”, comentó al actor que nació en San Juan de Puerto Rico.

De igual manera, Phoenix no desaprovechó la oportunidad para llamar la atención del mundo sobre los incendios forestales que azotan a Australia.

“No quiero sacudir las cosas, pero esto es un desastre; es bueno que algunos de ustedes hayan expresado sus buenos deseos, pero hay que hacer más por Australia”, comentó el actor que podría ser uno de los ganadores de la próxima entrega de los Premios Óscar.