Jessica publicó algunas historias en la plataforma en las que aseguró que no entiende porque algunas personas “son tan doble moral” y “no son capaces de respetar las creencias y los procesos de los otros”. Además, reiteró el hecho de que es cristiana y Dios siempre será su prioridad.

“Yo no sé porque la gente viene a mis redes sociales a criticar o a esperar a una monja o a una santa, yo soy normal, común y corriente”, detalló.

Además, dijo que el hecho de que ella baile música mundana, que diga a veces una grosería o se enoje no la hace una mala persona, pues no es una “santa, callada o hipócrita”, simplemente se siente bien consigo misma y está llevando su propio proceso.

Soy la misma en mi intimidad y en público, hay gente que es hipócrita y maneja la doble moral por una imagen. […] El consejo para los que están por ahí criticando es respeten”, agregó.

Además, recordó que es su vida y su forma de asimilar las cosas, que todos perciben las experiencias de una forma diferente y eso no significa que existe una verdad absoluta, por lo que los invitó a todos a que se entreguen más a Dios y dejen “de estar juzgando”.

Esta es la grabación: