Lo hizo para, como es tradicional entre ella y su amor, molestar a Mateo y hacerle notar quién tiene mejores genes.

Y es que mientras en su instantánea Melina sale limpiecita y como si fuera una muñeca, con un vestido de puntos, en la de Mateo, él está disfrazado de payaso y con un aspecto muy diferente al actual.

De ahí que la presentadora escribiera sobre las imágenes: “Ojalá Salvador se parezca a mí 😂😂😂😂😂 ¡Bebé era hermosa! 😂❤”.

La comparación de las fotografías las compartió la famosa en sus historias de Instagram, y aquí publicamos un pantallazo de la misma.

Historia de Instagram melinaramirez90.