Aunque no es la primera vez que recuerda cuando se quiso “esconder detrás de un par de “tetas””, Estefanía destacó ese atributo de la fotografía, pero también criticó el uso de Photoshop, pues sigue creyendo que “es lo peor”.

Y es que la imagen compartida por Borge es una muestra de los malos retoques que se ven a diario en las publicaciones del mundo; es su caso, le borraron el ombligo, resaltó ella al lado de un emoticón de risas.

Actualmente Estefanía Borge es una embajadora de la vida saludable. Escribió el libro ‘Atrévete a cocinar’ y comparte constantemente consejos de alimentación y ejercicio en sus diferentes redes sociales.