Lady Noriega reveló al magacín de entretenimiento el martirio por el que pasó hace 2 años cuando empezó a grabar el disco, pues pensó que tenía una gripa pero cuando acudió al neumólogo se dio cuenta de que era asmática.

“Tienes un asma muy particular. Las células liberan unos bichitos  que se llaman los eosinófilos. Y en cualquier ser humano tiene que estar entre 80 y 100, los tuyos están en 1.500”, contó la cantante.

Los médicos le dijeron que si seguía abusando de su salud iba a terminar con una “bala de oxígeno”, o no podría volver a hacer teatro o cantar. De hecho, le recomendaron que suspendiera las grabaciones del álbum, pero ella tomó la decisión de no hacerlo.

No obstante, Lady Noriega sí se sometió a un “tratamiento fuerte”, y por ello sigue aplicándose unas inyecciones “como unas vacunas”, para así mantenerse saludable. 

Por último, la cantante aseguró que la enfermedad ya está “más que superada” y que el tiempo en que no está grabando en el estudio, lo dedica a descansar y estar junto a su familia.