La caleña contó que tuvieron que hacerle un legrado, pues debido al aborto repentino que tuvo hace unos días este es el tipo de procedimientos que se deben hacer para evitar complicaciones y riesgos que puedan repercutir en su salud.

En una transmisión en Instagram, a la empresaria se le vio tranquila pese a la difícil situación que pasó e incluso se dio un tiempo para contestar preguntas de la gente: “Ya me practicaron el legrado, es la voluntad de Dios y seguiremos intentando con mucho amor y mucho cariño”, comentó Loaiza.

View this post on Instagram

Gracias a todos por sus buenos deseos ❣️❣️❣️❣️

A post shared by Elizabeth Loaiza Junca 👩🏼 (@elizabethloaiza) on

Mencionó que tenía siete semanas de embarazo, pero el feto nunca se desarrolló en el saco gestacional, lo que ocasionó problemas para la formación del bebé. Según explicó, esto es algo que puede pasarle a cualquier persona y no implica que necesariamente ella o su novio tengan problemas para poder procrear.

Cabe resaltar que la modelo se encuentra en compañía de su pareja, quien ha estado con ella durante todo el proceso y su estadía en la clínica; además aprovecharon el momento para agradecer los mensajes de todas las personas que le han brindado apoyo desde que se conoció la noticia.