El 13 de junio del 2020 le amputaron la pierna izquierda a la exreina de belleza Daniella Álvarez, por una isquemia, después de ser intervenida quirúrgicamente de emergencia por una masa que hallaron en su abdomen.

Desde ese momento la presentadora ha superado diversos obstáculos, ha avanzado en su proceso de adaptación día a día y se convirtió en un ejemplo de vida para muchas personas que se sienten identificadas no solo con su historia, sino también con la fe que tiene hacia Dios y los milagros. 

Una de las noticias más difíciles que tuvo que recibir en diciembre de ese año fue que su pie derecho no iba a volver a funcionar, pues de acuerdo con los resultados arrojados en una prueba de electromiografía que le fue realizada para evaluar la salud de los músculos y las células nerviosas, el nervio encargado de mover al pie en todas las direcciones, y que se encuentra entre la tibia y el peroné, estaba totalmente dañado.

Sin embargo, en entrevista con La Red, expresó que contra todo pronóstico y a pesar de que su pierna derecha no tiene una funcionalidad del 100 %, su pie derecho se está comenzando a mover. La presentadora aseguró que cuando “uno tiene fe, cuando uno cree en los milagros y cuando le pones amor, todo puede suceder“.

De acuerdo con Daniella, la base de su recuperación ha sido la disciplina, pues contó que una persona que es sometida a una amputación tiene terapias de máximo 2 horas pero que ella tenía de 6; además, contrató a una asiática que le hacía terapias distintas, por lo que cree que fueron esos factores los que la ayudaron a recuperarse más rápido que lo que le habían dicho.

La barranquillera sigue en el proceso de adaptación y de aceptación, ya que a veces se despierta y piensa que tiene ambas piernas y hasta cuando se va a vestir siente como si tuviera su extremidad inferior izquierda, por lo que mencionó que es algo que debe recordarle a su mente y seguir enseñándole a su cuerpo.

Aquí, uno de los momentos que más ha cautivado a sus seguidores.