Rafael Santos reveló que el tratamiento estético, en el que se incrustó dos diamantes en sus dientes, le costó 35 millones de pesos colombianos.

El cantante vallenato tomó la decisión de someterse a este procedimiento, porque su padre el fallecido Diomedes Díaz también se lo había aplicado en un diente, e incluso, aseguró que él había sido el “primer colombiano en tenerlo en un diseño de sonrisa”.

“Se lo puso porque una vez salió en una caratula sin diente. Y dijo que el día que tuviera plata, se ponía un diamante en el diente, y que si lo iban a atracar, él los mordía”, expresó Santos durante la entrevista.

También, Rafael manifestó que su diseño de sonrisa está dedicado a sus miles de seguidores para poder “brindarles lo más puro y brillante a todos”.

Acá la entrevista de Caracol Televisión: