Pese a que la cercanía con su progenitor es prácticamente nula y, teniendo en cuenta los antecedentes, según The Sun, la artista ha estado pendiente de él y más desde el día en el que se enteró que es portador de coronavirus.

Se puso en contacto conmigo a diario para asegurarse de que estuviera bien. La verdad es que pensé que iba a morir“, explicó el hombre al portal informativo.

Aunque la salud de Ronald no lo llevó a necesitar el sofisticado aparato, que por estos días es escaso en muchos centros médicos, la intérprete de ‘Work’ lo consiguió por medio de sus contactos y lo envió hasta Barbados.

El padre de la cantante sí llegó a presentar algunos de los síntomas típicos del virus, como fiebre alta, pero ya se encuentra mejor y se mostró emocionado por toda la atención que recibió por parte de ‘RiRi’.