La cantante le dijo al programa ‘Lo sé todo‘ que cuando tenía 12 años su tía sospechó que su empleada la estaba robando, así que la envió (junto con su prima) a que revisara su cuarto, pero lo que encontró fue a la mujer haciendo un ritual de magia roja.

Oliva aseguró que la trabajadora tenía restos de ADN humano como tubos de ensayo llenos de sangre y pelo enredado; también poseía una libreta roja en la que tenía fotos de personas con los ojos tachados y estampillas de ángeles volteados.

Al ver la tenebrosa imagen, la artista y su familiar salieron corriendo y, tiempo después, se puso a investigar y entendió lo que hacía la señora, según un portal especializado, el ritual antecede a la magia negra y su componente principal para desarrollarlo es la sangre.

Respecto de la magía y la brujería, el imitador de Pipe Bueno también habló con el medio y expuso una consulta que tuvo con la vidente Ayda Valencia, pues algunos hechos que le han ocurrido lo llevaron a pensar en esta práctica.