“Maldito seas tú y el poder que creer tener sobre mí. Voy a escribir sobre esto en mi próximo blog”, trinó la actriz al lado de emoticones de ira y dos imágenes en las que se ven sus senos y una más en la que explica su decisión.

Luego de detallar el drama que ha vivido en las últimas 24 horas, Thorne, que está en plena promoción de su libro ‘The Life Of A Wannabe Mogul’, explicó que las fotografías fueron tomadas para que las viera una “persona especial”, pero que las muestra para recuperar su poder.

“Puedo dormir mejor esta noche sabiendo que retomé mi poder. No puedes controlar mi vida y nunca lo harás”, dice parte del texto, en el que además alerta al hacker de que el FBI irá tras él muy pronto.

“Aquí están las fotos con las que él me estaba amenazando. En otras palabras, aquí están mis tetas”, añadió.