Se trata del artista Isaac Baruch, amigo desde hace 40 años del protagonista de ‘Piratas del caribe’, quien afirmó que las contusiones de Heard, especialmente las marcas rojas alrededor del ojo, visibles en fotos publicadas en la prensa en 2016, eran falsas.

“Presentó una denuncia fraudulenta por violencia doméstica para chantajearlo durante el divorcio”, dijo el hombre, quien fue interrogado por videollamada desde Los Ángeles. Según explicó en la audiencia, él vive en un apartamento del actor cerca de donde vivía la pareja y al día siguiente del incidente de agresión señalado por Heard, él la vio y ella estaba sin ningún tipo de golpe en su cara.

Esta declaración se une a la de exempleados de seguridad y domésticos de ambos que aseguran que Depp a pesar de sus problemas con el alcohol y la droga, no golpeaba ni maltrataba a su exesposa como ella afirma desde que lo denunció por violencia intrafamiliar hace unos años.

Recordemos que este proceso legal es entre el actor estadounidense y el diario británico ‘The sun’, por las publicaciones hechas por el periódico durante el proceso de separación que vivió la pareja en donde lo acusaron de haber golpeado a su exesposa y de ser un maltratador de mujeres. Este juicio lleva dos semanas y desde el lunes será el turno de declarar de Amber Heard, quien mostrará las supuestas pruebas que tiene en contra de Johnny Depp.