Andrés fue el más reciente invitado del programa ‘Se dice de mí’, que dirige Diva Jessurum; allí aseguró que después de servir como extra en varias producciones, empezó a trabajar en un bar gay.

Lo anterior ocurrió luego de que un amigo lo llamara para que fuera a apoyarlo al lugar, y Toro al son de dinero terminó aceptando. Estando allá, uno de los administradores del lugar le propuso ser mesero.

Aunque el salario de este cargo no era el mejor, le aseguraron que las propinas podrían ser muy buenas, el actor aceptó y hasta fue en varias oportunidades el empleado del mes. Debía usar una camisa con un arcoíris  enorme en el pecho, que le quedaba muy ceñida.

El artista también confesó que en varias oportunidades recibió propuestas y halagos por parte de los clientes del establecimiento. Incluso, llegó a recibir invitaciones “a apartamentos en la costa”.

Cuando su papá se enteró del particular empleo, pensó que Andrés era gay, pues se le debía sumar su gusto por la actuación. Sin embargo, Andrés siempre se consideró un admirador de la belleza femenina y fue por esta misma que lo despidieron.

El bar tenía presentaciones de hombres y mujeres, y era de estas últimas de las que él más estaba atento, pero a uno de los administradores del sitio no le gustó y lo regañó. Luego de esto renunció.