A partir de la llegada de la pandemia por el COVID-19 y del confinamiento que fue impuesto en el mundo, la salud mental de muchas personas se deterioró. 

Uno de esos afectados es el actor y comediante Jimmy Vásquez, quien a raíz del encierro sufrió varios problemas psicológicos. La mayoría del tiempo tiene varios proyectos en los que trabajaba al mismo tiempo y siempre esta haciendo algo productivo, por lo que el encierro hizo que la ansiedad, el estrés, la angustia, la depresión y el mal genio se volvieran parte de su día a día.

Además, en entrevista con La Red contó que hubo una noticia que lo terminó de derrumbar, pues a su mamá y hermana les dio coronavirus lo que hizo que todos los sentimientos y pensamientos negativos aumentaran, aunque el proceso con su mamá no fue tan grave puesto que aseguró que no tuvieron que hospitalizarla.

Así mismo, recibió otro golpe que le causó bastante dolor al ver que cerraron teatros y que algunos actores se quedaban sin empleo, así como la manera tan “cruel” en la que que se comportó el país con sus colegas, según lo expresó.

Por otro lado, en cuanto al tema de emprender y de salirse de su zona de confort como muchos lo hicieron, por tratar de salir adelante económicamente Vásquez afirmó que le pegaron una “tumbada bravísima” al querer abrir un restaurante, así que todas estas situaciones y pensamientos lo abrumaron por lo que tuvo que recibir ayuda. 

Aceptando que estaba bastante mal buscó el asesoramiento psicológico y psiquiátrico necesario para avanzar ya que hasta el sueño se le había desorganizado y en las noches se llegaba a despertar hasta 5 veces.

El tratamiento que tuvo fue con medicamentos homeopáticos que hasta hoy sigue tomando y que asegura lo han ayudado. Por otra parte, poder hablar con su psicólogo le ayuda con el proceso, en los ejercicios que ha tenido que hacer durante las terapias ha sentido algo como un ‘exorcismo’ y  el volver a hacer teatro en la obra ‘Corrompidos’ ha sido su salvavidas que lo ha llenado de felicidad.