Este es la segunda vez que la entidad decide subir este indicador en 2020 y la primera desde que comenzó la pandemia (en marzo); de acuerdo con La República, en el octavo mes del año los bancos podrán cobrar solo hasta este porcentaje por sus créditos de consumo, como tarjetas de crédito.

Con la decisión de la Superfinanciera, las entidades financieras no podrán cobrar intereses por el uso de estos plásticos, ni ningún crédito de consumo, superiores al 27,44 % efectivo anual.

“Puede incurrir en este delito (usura) el que reciba o cobre, directa o indirectamente, a cambio de préstamo de dinero o por concepto de venta de bienes o servicios a plazo, utilidad o ventaja que exceda en la mitad del Interés Bancario Corriente que para los períodos correspondientes estén cobrando los bancos”, indicó la entidad en un comunicado.

Para los créditos de consumo de bajo monto, de acuerdo con la Superintendencia Financiera, la tasa de interés puede ser de hasta máximo 34,18 % efectivo anual, con vigencia hasta el próximo 30 de septiembre; para los microcréditos, la tasa de interés, también vigente hasta esa fecha, es de hasta 34,16 %.

Según un ‘ranking’ elaborado por el rotativo, los bancos con tasas de interés más altas en el país son Colpatria con 27,08 %, Banco Falabella con 26,59 % y el banco BBVA con 26,37 %.

En contraste, los bancos con tasas de interés de consumo más bajas son las de Coopcentral, con 12,76 %, Finandina con 20,17 %, Banco GBB Sudameris 20,70 % y el Banco de Occidente con una tasa de 21,01 %, concluyó el diario.