Esta medida beneficiará a todas las personas que adquieran cualquier tipo de crédito de consumo (préstamos para adquisición de bienes o servicios) ante el sistema financiero o una compra que decida pagar con tarjeta de crédito.

La Superintendencia Financiera certificó que la reducción en este índice será de 0,03 puntos porcentuales y pasará de 29,95 % a 28,92 %.

De igual manera, la tasa de usura para los microcréditos (préstamos para negocios o microempresas) caerá de 55,34 % a 55,14 % efectivo anual, es decir, una disminución de 20 puntos básicos (-0,20 %), señaló la entidad.

Vale recordar que una persona o entidad incurrirá en el delito de usura cuando reciba o cobre, directa o indirectamente, a cambio de préstamo de dinero o por concepto de venta de bienes o servicios a plazo, utilidad o ventaja que exceda la tasa certificada por la Superintendencia.