La reacción de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se debe a los consejos que está dando Natalia París, que pueden resultar mortales, según expertos, y que hicieron que hasta el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) se alarmara y desmintiera a la modelo.

La decisión de la SIC, contenida en la Resolución No. 21-33907 de este martes 26 de enero, también requiere a Natalia París para que entregue la información del laboratorio que elabora el “dióxido de cloro” que ella promociona en sus redes sociales.

Además, París debe indicar si el producto recomendado cuenta con registro sanitario, y tiene que entregarle a la SIC copia del mismo. Otra cosa que debe entregarles a las autoridades la DJ son los documentos técnicos y/o científicos que soportan los beneficios atribuidos al producto referido en sus comentarios.

La SIC conoció la información que entrega París en sus redes sociales recomendando el consumo de “dióxido de cloro” como medida para la prevención del contagio del COVID-19, y revisó la alerta sanitaria No. 081-2020, expedida por el Invima, en la que esa entidad advirtió sobre la inexistencia de ensayos clínicos en los que se haya evaluado o aprobado el uso del dióxido de cloro como posible tratamiento del COVID 19.

El Invima también advirtió que este producto no corresponde a un medicamento y que no existen registros sanitarios otorgados que avalen su comercialización en Colombia.

Graves consecuencias por tomar el dióxido de cloro que aconseja Natalia París

Para tomar esta decisión contra París, la autoridad nacional de protección al consumidor tuvo en cuenta pronunciamientos internacionales expedidos por la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos de Norteamérica (FDA, por sus siglas en inglés), en los que se advierten entre las consecuencias derivadas del consumo de dióxido de cloro, las siguientes:

  • Insuficiencia respiratoria causada por una condición grave en donde la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo se reduce considerablemente (metahemoglobinemia).
  • Cambios en la actividad eléctrica del corazón (prolongación del QT), lo que puede llevar a ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales.
  • Baja presión arterial mortal causada por deshidratación.
  • Insuficiencia hepática aguda.
  • Conteo bajo de células sanguíneas, debido a la rápida destrucción de los glóbulos rojos (anemia hemolítica), lo que requiere una transfusión de sangre.
  • Vómitos severos.
  • Diarrea severa.

La SIC advirtió que contra esta orden administrativa dirigida a París no procede ningún recurso y su incumplimiento puede acarrear multas sucesivas hasta por 1.000 SMMLV.

Así mismo, aseguró que en caso de encontrar alguna conducta que viole los derechos de los consumidores, como información engañosa o insuficiente y que pueda poner en riesgo la salud de las personas, podrán imponerse multas hasta por 2.000 SMMLV.

Finalmente, la SIC hizo un llamado a la comunidad para que se informe, en los canales oficiales de las autoridades de salud de Colombia, sobre las recomendaciones para prevenir el contagio del COVID-19.

Invitó a las personas a cuidar su salud y desconfiar de las publicaciones que ofrecen productos como soluciones milagrosas para evitar el contagio del virus o contrarrestar sus efectos, pues, al margen de las vacunas aprobadas hasta el momento y de las medidas de bioseguridad que recomienda el Gobierno Nacional, no existe información científica avalada por una autoridad en salud, que acredite la existencia de algún producto capaz curar la COVID-19.