La Superintendencia determinó que hubo irregularidades y fallas en la prestación del servicio por parte de las tres entidades de Bogotá en la atención que necesitó en su momento el fallecido comunicador.

Las siguientes son las cantidades promedio que las instituciones deben pagar:

  • Hospital de la 100: 1.650 millones de pesos.
  • Medimás: 993 millones de pesos.
  • Hospital de Engativá: 331 millones de pesos.

La Superintendencia concluyó que, a pesar de que la intervención de un gastroenterólogo era una urgencia vital, la Clínica General de la 100 no le prestó este servicio porque el único especialista de la IPS estaba fuera del país.

Además, que Medimás incumplió con la realización de actividades de evaluación, seguimiento y mejoramiento de los procesos de atención de salud prestados al paciente.

Y, finalmente, el Hospital de Engativá no se adhirió a las guías de manejo de urgencias para el dolor abdominal agudo que Mauricio Orjuela sufrió.

El recordado periodista falleció por negligencia médica el pasado 18 de agosto de 2018.