El monto que se asignó ahora para la Contraloría se duplicaría a 1,2 billones de pesos, y estaría repartido en las próximas vigencias así: $250.000 millones (2020), $250.000 millones (2021) y $136.000 millones (2022), respectivamente, describe el diario Portafolio.

Según Función Pública, citada por ese mismo medio, actualmente un asesor rango 2 se gana en la Contraloría 14,3 millones de pesos al mes, mientras que ese mismo cargo en un ministerio no se alcanza a ganar 5 millones de pesos.

Así mismo, reporta esa misma entidad, el salario mensual de un vicecontralor (incluyendo el básico más gastos de representación, prima técnica y alta gestión) es de $26’134.215.

Portafolio contrasta este último salario con el de un viceministro, que está sobre los 15’200.000 pesos, incluyendo la mayoría de rubros mencionados.

De acuerdo con el diario La República, con la reforma aprobada en días recientes la Contraloría pasará a ser una entidad más técnica y con autonomía presupuestal y administrativa. Pese a las críticas de algunos sectores con el incremento de los pagos, el senador Álvaro Uribe fue uno de los que más promovió la aprobación.

“Hemos propuesto eliminar contralorías departamentales y municipales y la Auditoría. Habría ahorro de 600.000 millones para fortalecer la educación y la salud”, señaló Uribe, citado por ese último diario.

En contraste, el senador por el Partido de la Alianza Verde Iván Marulanda señaló a ese mismo diario que se le darán poderes a la contraloría para hacer persecución sistemática a ciertos políticos.

“Fue un motín burocrático. Estamos dando otra vez esos poderes a la Contraloría para obstaculizar los intereses, para perseguir enemigos y hacer favores”, indicó Marulanda.