Ante la posibilidad de nuevos brotes de coronavirus y el empeoramiento de la crisis en unidades de cuidados intensivos, muchos señalan la posibilidad de establecer un nueva cuarentena en diciembre. Sin embargó, analistas coinciden en que una decisión así terminaría por “reventar” la economía.

Así se lo expresó a Dinero Camilo Herrera, director de Raddar, quien ve con preocupación la inminencia de otra temporada de aislamiento general.

“Si en diciembre se hace un aislamiento se revienta la economía y el golpe sería gigantesco para una cantidad de cosas y de sectores económicos”, señaló.

Cuarentena 2020 en Colombia

Herrera afirma que diciembre podría funcionar como un mes de reactivación y recuperación frente a todos los daños sufridos por la economía durante el 2020 por cuenta de la pandemia.

“En diciembre mucha gente sale a trabajar en comercio para cubrir ese mayor esfuerzo que tiene el sector para generar un ingreso adicional. Si se le da un cierre al mercado, el golpe sería realmente mucho más grande al que vimos en abril cuando había cuarentena total”, afirma.

Vale la pena recordar que, con el fin de evitar aglomeraciones durante las compras navideñas, el Gobierno Nacional decidió adelantar para noviembre el pago de la prima de fin de año, que ahora coincidirá con el tercer día sin IVA.

El economista muestra optimismo al decir que el sector turístico podría reactivarse hasta en un 70 % frente a las cifras registradas el año pasado, noticia que no deja de ser buena para aerolíneas, hoteles y empresas prestadoras de servicios.

El analista Ricardo Ávila escribe en El Tiempo que la posibilidad de que “nos encierren en diciembre” es realmente remota, teniendo en cuenta que de un tiempo para acá se ha venido implementando el modelo de aislamientos selectivos y focalizados.

Con este tipo de medidas se estaría logrando evitar el aumento de contagios en zonas y tiempos específicos.

Eso sí, Ávila advierte que bajo ninguna circunstancia deberán dejarse de lado las medidas básicas de autocuidado, tales como el uso del tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento social.