La semana pasada, el mandatario confirmó que el tercer día sin IVA, que estaba programado inicialmente para el 19 de julio, se realizará el próximo 21 de noviembre con condiciones similares a las jornadas del 19 de junio y 3 de julio.

Asimismo, el Gobierno Nacional informó que pagaría de manera adelantada la prima navideña a más de 1.2 millones de funcionarios. La entrega del recurso económico se dará entre el 15 y el 30 de noviembre con el objetivo de reactivar la economía y evitar las aglomeraciones en diciembre.

Aquí, una publicación de Twitter en la que se anuncia el pago adelantado de la prima navideña por parte del Gobierno.

El anuncio beneficia a servidores públicos, pero el presidente Duque extendió la invitación al sector privado. De hecho, compañías como el Grupo Éxito, Odinsa, Bancolombia, el Grupo Nutresa, Hermeco, el Grupo Isa y Crystal aseguraron que también adoptarán la medida, apuntó Semana.

¿Por qué adelantarán la prima de fin de año?

El objetivo del Gobierno Nacional es “madrugarle a la Navidad” para que no haya aglomeraciones al momento de hacer las compras en diciembre, pero que igualmente se goce del beneficio para ayudar a reactivar la economía del país.

En efecto, el pago adelantado llegará justo a tiempo para aprovechar el tercer día sin IVA, que aplica, entre otros, para productos de tecnología y electrodomésticos, vestuario, calzado, útiles escolares, juguetería, equipos deportivos.

Adicionalmente, los empleados recibirán el dinero antes del fin de semana de ‘Black Friday’, que se llevará a cabo entre el 27 y 29 de noviembre, para aprovechar los días de descuento y realizar compras.

Consejos para aprovechar y administrar la prima adelantada

En diálogo con Pulzo, Edgar Jiménez, profesor de finanzas de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, resolvió algunas inquietudes con respecto al gasto de la prima anticipada. El experto explicó algunas razones por las cuales las personas se gastan el dinero antes de tenerlo y dio varias recomendaciones para aprovechar el beneficio económico de final de año.

Lo ideal es aprovechar los descuentos que se habilitarán este mes para hacer las compras necesarias a un precio más bajo, en lugar de esperar hasta diciembre, cuando los costos de los productos pueden estar más elevados. Además, se hacen las compras con más calma que durante la época decembrina, señaló Jiménez.

Ahora bien, no se recomienda gastar todo el dinero recibido, sino ahorrar el 30 % del ingreso, que es uno de los consejos principales de finanzas personales. Asimismo, es importante comenzar a gastar cuando el dinero ya está en el bolsillo del usuario, pero no antes porque existe la posibilidad de que suceda un imprevisto y no lo reciba.

De acuerdo con el experto, no es aconsejable “tener comprometido” el dinero desde antes de recibirlo. De hecho, no es bueno “gastar la prima, ni ninguna plata, antes de tenerla en la mano”, que es un error que muchas personas cometen, precisó Jiménez.

“No compre algo antes y diga que lo paga cuando llegue la prima porque puede pasar que la prima no llegue. ¿Qué tal que la empresa no tenga liquidez y no pueda pagar, pero uno sí ya asumió una deuda? Error grave.”, señaló el profesor.

Por otra parte, es fundamental tener un orden para hacer las compras, puesto que primero hay que cumplir con las compras indispensables para el hogar, luego se debe ser responsable con los compromisos financieros y después se puede adquirir algún producto que no sea esencial.

En ese sentido, hay que establecer una lista de prioridades, y los gastos de la casa (mercado, servicios públicos, arriendo y administración de conjuntos residenciales) deben estar de primeros. En segundo lugar está el pago de deudas; aquí se deben considerar los beneficios que otorgan los bancos, pues lo ideal no es “ir al día”, sino “ir adelante en las cuotas”, explicó Jiménez.

Además, se recomienda acudir a un asesor financiero de un banco para que le explique al usuario con mucha calma todo el tema de deudas, créditos, y cómo funcionan los abonos e intereses, detalló el profesor de finanzas.

El experto aseguró que las personas pueden aprovechar para darse gustos o irse de vacaciones con el dinero de la prima, pero luego de que cumplan con las responsabilidades mencionadas y se hayan anticipado a posibles gastos de enero y febrero relacionados con la educación.

Por último, Jiménez recomienda, además de tener disciplina y un plan para el gasto de la prima, no tener el dinero en efectivo por dos razones: la inseguridad, especialmente a final de año, y porque la gente entre más efectivo tiene más rápido se lo gasta.

A continuación, un video con los consejos que dio el profesor de finanzas Edgar Jiménez para aprovechar la prima adelantada y no malgastarla.

En cuanto a la seguridad al momento de comprar de manera virtual, el diario Vanguardia advierte que no se deben adquirir productos ‘online’ a través de redes Wi-Fi públicas, para evitar posibles ataques cibernéticos, y comprobar que la dirección web de la plataforma comience por ‘https://’.

También, es importante comparar precios en diferentes almacenes antes de realizar la compra, añadió el medio en su publicación, ya que esto ayudará a administrar mejor la prima adelantada para comprar al mejor precio posible.

¿A cuántas cuotas se deben poner las compras hechas con tarjeta de crédito?

Para Jiménez, todo depende de los productos que se vayan a adquirir, pero lo recomendable, sobre todo para obsequios, es diferir la compra al “máximo tiempo posible”, aunque suene contradictorio con los consejos que usualmente dan en finanzas personales.

Muchas personas deciden poner pocas cuotas para ‘obligarse’ a pagar en el plazo estimado, incluso si no les favorece. A veces, es mejor diferir a 36 cuotas un almuerzo de 36 mil pesos para pagar mil pesos mensuales, que forzarse a pagar los 36 mil pesos en una cuota porque puede “no ajustarse al perfil” del usuario, según el ejemplo de Jiménez.

De ese modo, si la persona tiene el monto mucho antes de lo planeado, puede realizar el pago completo y no quedar en mora más adelante, pero no es aconsejable poner todo a una cuota para evitar pagar intereses si es posible que no recaude el dinero necesario en un mes.

Ahora bien, hay quienes afirman que no hay que poner todo a una cuota, sino que pueden ser a dos o tres. Sin embargo, Jiménez afirmó que es mejor poner la compra a 36 cuotas que a dos o tres porque igualmente el usuario puede hacer el pago total apenas tenga el dinero. Por ende, si obtiene los recursos en 2 meses, puede pagar enseguida, incluso si difirió la compra a 36 meses, y quedar a paz y salvo.

“Eso es oxígeno, es tener un tanque de oxígeno con mucha capacidad que muy seguramente usted no lo va a usar, pero que, si lo necesita, ahí está”, dijo Jiménez.

Eso sí, todo depende de la disciplina del usuario para realizar los pagos pendientes apenas le entre el dinero y no ‘relajarse’ porque puso la compra a 36 cuotas, por ejemplo. Lo ideal es pagar una vez recaude el dinero, incluso si todavía le queda “oxígeno”, agregó el experto.

¿Por qué la gente se gasta el dinero antes de recibirlo?

Muchas personas suelen endeudarse y utilizan el dinero adicional que reciben para pagar esa deuda pendiente; es decir, es muy común ver que los usuarios se gasten gran parte de los ingresos antes de tenerlos en sus manos.

Según Jiménez, este comportamiento se debe a una falta de educación en finanzas personales y el no saber “manejar las emociones a la hora de comprar”, pues, en ocasiones, por el afán de adquirir determinado producto, el usuario no piensa en el beneficio de ese dinero a futuro ni es consciente de que puede que el recurso no llegue.

Por otro lado, el experto considera que muchas personas usan como pretexto el ‘darse un gustico’, que no está mal, pero hay que ser medidos. En ese orden de ideas, vale la pena ‘darse el gustico’ cuando el dinero esté en las manos y no haya compromisos o deudas que asumir.

¿Qué efectos tiene para las empresas el adelanto de la prima?

De acuerdo con Jiménez, “para las empresas implica reajustar sus presupuestos, si es que se puede realizar”, puesto que las organizaciones tenían previsto hacer los pagos en diciembre y no un mes antes. Por ende, hay algunas compañías que pueden acogerse a la medida y otras que no; todo depende de la situación financiera en la que se encuentran.

Lo que sucede es que hay varias organizaciones que “dependen en buena medida de los ingresos que se generan en la última parte del año” y con estos es que realizan los pagos a sus empleados.

“Desde el punto de vista del Estado no hay problema porque la apropiación de los recursos se ha hecho previamente y están ahí disponibles para el momento en que se necesiten. Es más por el lado privado”, indicó Jiménez.

Sin duda alguna, el sector más favorecido será el del comercio, puesto que no contaba con vender más de lo planeado en noviembre, y aun así recibirá unos ingresos que ayudarán a “aliviar” los efectos de la crisis económica, apuntó el experto. Eso sí, se desconoce cómo será el comportamiento de los usuarios, ya que podrán aprovechar para hacer las compras navideñas o ahorrar todo lo posible para no quedarse sin dinero.