El presidente Duque explicó que, debido a que la actual Ley de Financiamiento continúa vigente hasta el próximo 31 de diciembre, en lo que resta de 2019 espera que el Congreso de la República apruebe nuevamente el proyecto para que, en 2020, su estructura continúe con normalidad.

No juguemos a la política con la economía”, dijo el presidente.

La Ley de Financiamiento no es un capricho, no es para el presidente, es para el país, como un todo”, añadió el mandatario.

Respecto a la necesidad de esa Ley, Duque advirtió que el crecimiento económico de Colombia por encima del 3 % depende, en gran medida, de este proyecto.

“En estos meses hemos visto cómo Colombia está creciendo por encima del 3 %, cuando América Latina está creciendo al 0,5 %”, declaró.

Así las cosas, el nuevo proyecto contendría las mismas exenciones y reducciones graduales en el impuesto de renta hasta el 30 % (en 2022) para las empresas, un nuevo tributo a los dividendos y patrimonios superiores a los 5.000 millones de pesos, un IVA especial a la cerveza y las bebidas azucaradas, y una sobretasa única para el sector financiero del 37 al 34 % en los próximo tres años que contempla la Ley de Financiamiento, como detalló Dataifx en su época.